(+577) 571-3031 / (+577) 571-2102 doctorvillamizar@gmail.com

Entiendo la angustia del momento y a pesar de la cantidad de información, la desorientación ante la sospecha de tener COVID-19, tú, alguien en la familia, en el trabajo o un contacto cercano o frecuente.

Aunque cerca del 50% o más de las personas son asintomáticas, es importante saber cuáles son los síntomas habituales de la enfermedad, los que son leves a moderados y cuáles son los signos de alerta, qué hacer en ambas circunstancias, qué medicamentos tomar, cómo convivir con una persona infectada, especialmente con su hijo(s),… en fin, qué hacer ante distintas circunstancias relacionadas.

Debo señalar, como todos ustedes lo saben que soy pediatra y como tal médico, y esta es una asesoría a la familia en mi calidad de tal. Para precisar su manejo personal debe acudir a su médico de adultos de cabecera.

Esta una orientación general de acuerdo a los conocimientos actuales y al estudio de fuentes de alta credibilidad académica y científica, que a pesar de esto pueden cambiar, que comparto con ustedes pues pienso que es mi responsabilidad ayudarle a protegerse y proteger así a sus hijos y a su familia.

MANTENGA LA CALMA (Foto Ivan Samkov)

Lo primero que debe hacer es quizás lo inicialmente más difícil. NO se angustie, trate de mantener la calma, que le ayudará a pensar y poder transmitirle seguridad y tranquilidad a sus hijos. Ellos, independiente de su edad, sentirán la ansiedad.

Debe saber, además, que entre el 80-90% de las personas, especialmente los menores de 60-70 años y no tienen enfermedades de base (desde luego nadie está 100% exento de riesgo), se curarán en la casa y la mitad de ustedes, igual que los niños, ni siquiera tendrán síntomas.

Adicionalmente, estar tranquilo es saludable no solo desde el punto de vista emocional sino orgánico. Está totalmente comprobado que el estrés y las tensiones afectan la parte orgánica y los mecanismo de defensa.

Trate de leer, oír música, ojalá pueda abrir una ventana, salir al patio y exponerse un rato al sol y al aire. Haga algo de ejercicio, manténganse ocupado, aún en cosas de trabajo, deje las noticias al lado, busque información científica de una fuente médica que le genere confianza y no empiece a consultar y “hacerle caso” a todo el mundo”, tampoco a autoformularse.

 

¿Qué hago si sospecho que estoy contagiado?

Si ha estado en contacto estrecho con una persona contagiada y/o presenta síntomas, baje la aplicación CoronApp y contacte telefónicamente a su EPS o seguro, donde valorarán su estado y le indicarán si debe o no acudir a un centro sanitario. Insisto en hacer esto pues además de que es un derecho y como tal lo debe exigir, es la mejor forma de colaborar a controlar la enfermedad que hoy lo puede estar afectando a usted y luego a su familia.

Si los síntomas son leves, en principio le recomendaría que se aisle en su domicilio, siempre vigilante.

Los síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición al virus. 

¿Cuáles son los síntomas habituales y cuáles los de alerta?

Es importante aclarar que esta es una enfermedad viral y como tal tiene síntomas comunes a todas ellas y, algo muy importante, como en cualquier enfermedad tener síntomas NO SIGNIFICA estar grave.

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves (los más frecuentes) hasta quienes se enferman gravemente. Es importante diferenciar cuales son unos, y podríamos estar vigilantes en la casa y cuándo debemos sospechar que hay un empeoramiento progresivo que obliga a la atención inmediata.

Tomado de EL PAÍS de España

Síntomas leves a moderados.

Podrían ser de otra causa (repito, son comunes a muchos virus) pero actualmente dada la pandemia debemos considerarlos como posibles por esta enfermedad.

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Dolores musculares y corporales
  • Sensación de cansancio o decaimiento
  • Dolor de cabeza
  • Alteración o pérdida reciente del olfato o el gusto
  • Dolor de garganta, carraspeo
  • Congestión o moqueo
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles (ojos rojos, alteraciones o lesiones de la piel,…) y otros que se seguirán actualizando.

No todos los síntomas se deben presentar y tener varios o algunos de ellos no necesariamente implica gravedad, ni indicación de hospitalizarse a no ser que lo indique su médico de cabecera o su servicio de salud, a los que hay que contactar.

Los adultos mayores y las personas con afecciones subyacentes, como hipertensión arterial, obesidad, enfermedades cardiacas o pulmonares crónicas, diabetes, compromiso de la inmunidad por cáncer o enfermedades complejas, tienen mayor riesgo de presentar complicaciones más graves a causa del COVID-19. En ellos hay que ir un paso adelante y aunque tengan síntomas leves a moderados, es necesario contactar inmediatamente al servicio de salud al que está afiliado.

Síntomas que sugieren mayor severidad

Las personas que tienen los síntomas leves a moderados que ya anotamos anteriormente, se podrían tratar en casa (esto lo debe decidir su médico) pero si hay un cuadro clínico más severo deben procurar atención pronta e incluso ir a urgencias. No necesariamente ingresarán a una UCI pero hay que empezar el tratamiento hospitalario y medidas que busquen controlar el progreso hacia etapas más graves.

Esté atento a estos síntomas

Tomado de CDC – EE.UU.

Tener un pulsoxímetro vale la pena

Es difícil para una persona no entrenada y más si está emocionalmente afectada, establecer objetivamente si está con opresión en el pecho, dificultad respiratoria y coloración azulada (cianosis). Es más, en el COVID-19 se ha descrito la llamada “hipoxemia muda” (niveles bajos de oxígeno en la sangre) que no se reconoce fácilmente e incluso no siempre está asociada a evidente dificultad para respirar.

Por esto es importante tener este pequeño aparato, fácil de usar que mide el pulso y el nivel de oxígeno en la sangre, llamada saturación de oxígeno (SpO2), la cual debe estar por encima de 94% (95% en embarazadas).

Sigue estos pasos

Si tiene o no tiene síntomas y/o ha estado en contacto con un contagiado, haga clic en la siguiente imagen, y luego regrese a este BLOG.

Tomado de EL PAÍS de España

¿Qué hago si estoy contagiado y convivo con otras personas?

Haga clic en las imágenes siguientes y siga los pasos y las acciones indicadas, luego regrese al BLOG.

Tomado de EL PAÍS de España

Tomado de EL PAÍS de España

Para ver más información, para saber que hacer y las medidas para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19, si usted está enfermo, le invito a hacer clic aquí y en la siguiente imagen.

Medicación y tratamiento en la casa

No difunda información que no sea científica

HOY POR HOY NO HAY NINGÚN TRATAMIENTO PREVENTIVO Y MENOS CURATIVO EN CASA QUE ESTÉ PLENAMENTE PROBADO CONTRA EL COVID, concretamente para los pacientes asintomáticos o ligeramente enfermos.

La IVERMECTINA no está actualmente recomendad. Mucho más riesgo tiene la HIDROXICLOROQUINA que puede tener efectos secundarios serios.

No hay certeza sobre vitamina C ni vitamina D. Nuevos estudios no evidencian valor específico. No se recomienda en la casa (incluso puede ser peligroso) tomar otros medicamentos como corticoides, inyecciones subcutáneas para la profilaxis del tromboembolismo, colchicina.

Personalmente no recomiendo costosos medicamentos homeopáticos y menos los que se promueven para las defensa sin fundamentos científicos serios (varios lucrativos negocios multinivel vendido como inmunlógicos).

CUALQUIER MEDICACIÓN DEBE CONSULTARLA con su médico de cabecera y seguir sus indicaciones. NO SE AUTOFORMULES ni acuda a la “experiencia” y recomendaciones que no sean bien documentadas.

Algo muy importante es estar atentos a los SIGNOS DE ALERTA que anotamos anteriormente y que obligan a buscar atención médica inmediata.

Reiteramos, también es indispensable estar muy atentos a conocer la saturación de oxígeno en sangre (debe ser mayor de 94%). Si la saturación de oxígeno está de manera de sostenida por debajo de esta cifra, no se angustie aunque indicaría intervención médica.

Mientras esta se ofrece, debe colocarse boca abajo ( mejora la expansión de los pulmones ), respirar despacio, retener el aire durante cuatro (4) segundos y botarlo en ocho (8) segundos, repitiendo esto cinco (5) veces cada dos (2) horas, y ver si sube la saturación.

No siempre requerirá oxigeno adicional pero reitero que es un signo importante a tener en cuenta, especialmente si hay otros de alerta agregados (fiebre alta persistente, confusión mental, gran decaimiento y sensación de ahogo) en cuyo caso se debe llamar al médico o a su servicio de salud.

LA CONSULTA VIRTUAL ES MUY VALIOSA Estoy atento para ampliar sus inquietudes

La CONSULTA VIRTUAL facilita definir las acciones y pasos a seguir.