(+577) 571-3031 / (+577) 571-2102 doctorvillamizar@gmail.com

Lo más posible es que tengamos que vivir con el COVID-19 (C19) circulando durante meses e incluso años. La vacunación se demorará hasta bien entrado 2021 y lo más probable es que será efectiva pero no protegerá 100% como de hecho no la hace actualmente la de influenza, e igual que esta vacuna nos la tendremos que aplicar periódicamente. Sin embargo, es posible vivir hasta que la pandemia se vuelva endemia, es decir podamos convivir con ella protegiéndonos.

No lo debemos negar ni tampoco por esto entrar en pánico. Tenemos que aprender a vivir la «nueva REALIDAD» y aceptando que es un momento difícil, que por el momento debemos sacrificar algunas cosas, tomando prelaciones, ser felices.

Así que pensemos cómo va a ser nuestro estilo de vida en esta «nueva normalidad» adoptando medidas de seguridad científicamente probadas, apropiadas y NO EXAGERADAS, y sin poner en riesgo a los nuestros ni a los demás, vivir con serenidad el día a día.

Se puede vivir tranquilos y optimistas aceptando que hay realidades manejables (hay otras que no lo son), eso sí siempre, reitero, basados en orientaciones científicas.

ANTES DE EMPEZAR, dejemos claro:

El virus no lo acaba el calor y no se puede evitar, mitigar ni destruir con vitaminas, homeopatía, yerbas, conjuros, medicamentos “milagrosos”, vinagre, ajo, alimentos “buenos para las defensas” y charlatanería negando la evidencia científica y exponiéndote a hacerte daño.

La mayoría de las personas sanas tienen una buena inmunidad. Manejar el estrés, dormir bien, hacer ejercicio (por lo menos 30 minutos al día) y una dieta saludable equilibrada fortalecen aún más las defensas naturales que tenemos. Eso está comprobado.

Con frecuencia leo artículos médicos y busco mantenerme actualizado. Poco a poco hay cosas que se van sedimentando. Me han parecido interesantes por lo sencillas, amigables y prácticas, las recomendaciones del Dr. Faheem Younus, jefe de Infectología vinculado a la Universidad de Maryland en EE. UU. ampliamente difundidas en las redes sociales.

Resumo, complemento, adapto, traduzco y algunas frases las copio textualmente de una publicación de prensa. Como los medios pueden haber hecho adaptaciones, recomiendo leer su Twitter @FaheemYounus advirtiendo que en medicina y concretamente en el COVID-19 no hay quien tenga la última palabra pero si personas bien informadas y recomendaciones que se están actualizando con frecuencia.

LA “NUEVA NORMALIDAD”

  • Lavarse las manos y mantener una distancia física de dos metros es el mejor método para protegerse.
  • Si no hay un paciente con C19 viviendo contigo, no hay necesidad de estar desinfectando las superficies de la casa.
  • Evitar tocar paquetes, billetes y las tarjetas de crédito/débito no es estrictamente necesario. Lávate las manos y vive tu vida.
  • C19 no es una infección asociada a los alimentos, sí a las gotas de saliva o respiratorias como sucede con la gripa o la influenza.
  • No hay riesgo demostrado de que C19 se transmita por alimentos (mercado) que traigan a la casa. No tienes que preocuparte por los pedidos de comida a domicilio. Puedes calentarla en el microondas, si lo deseas.
  • Al llegar a la casa, ¡no necesitas cambiarte de ropa con urgencia ni ducharte! Si quieres y te sientes más cómodo hazlo. ¡Ser limpio es bueno, ser paranoico no lo es!
  • Aunque esto se está estudiando permanentemente, todo indica que el virus C19 no vuela lejos por el aire, claramente menos en espacios abiertos y bien ventilados. Es una infección transmitida por gotitas respiratorias que requiere contacto cercano y durante un tiempo. El aire no está lleno de virus, puedes caminar por áreas públicas y comunes, los jardines y los parques. Solo mantén la distancia protectora de 2 metros y se considera el triple si haces ejercicio.
  • En un entorno ventilado, las gotículas respiratorias más finas comienzan a disolverse casi de inmediato. Los investigadores que las analizan reconocen que con abrir la puerta o las ventanas la amenaza empieza a diluirse. Los contagios en el interior son 19 veces más probables que al aire libre, donde se dispersan constantemente. (EL PAÍS de España).
  • “Si el sarampión vuela como un águila, el coronavirus vuela como una gallina”, pone de ejemplo el Dr. Faheem Younus. La ventilación es muy importante. Estar en un lugar ventilado correctamente hace que las gotículas esparcidas desaparezcan más rápidamente.
  • De otro lado, “las posibilidades de llevar el C19 a casa con tus zapatos es como ser alcanzado por un rayo dos veces en un día. He estado trabajando contra virus durante 20 años, las infecciones por gotas no se propagan así” dice el Dr. Faheem Younus
  • Es suficiente usar jabón normal contra C19, no jabón antibacteriano. Este es un virus, no una bacteria.
  • El uso de una mascarilla durante largos períodos interfiere con tu respiración y tus niveles de oxígeno. Úsala en la calle, en sitios concurridos, de contacto estrecho o si tienes que atender público.
  • Usar guantes es una mala idea; el virus puede acumularse en los guantes y transmitirse fácilmente si te tocas la cara. Es mejor lavarse las manos regularmente.
  • Recuerda que hay que extremar la precauciones en nuestros contactos con personas mayores y vulnerables.

UNAS ADVERTENCIAS:

Se puede pensar que como hay muy pocos casos, poca ocupación de UCI y la tasa de mortalidad es baja en algunas ciudades, no hay que preocuparse por el COVID. ¡CUIDADO! Mantén las medidas básicas de seguridad, en cualquier momento esto cambia. (https://bit.ly/30AbfGt)

Empiezan a aparecer publicaciones diciendo que el C19 era menos menos mortífero de lo que creíamos. Seguramente en relación a las personas contagiadas que no se detectaron la letalidad es menor, pero evidentemente es por lo menos 10 veces mayor que la de la influenza estacional, para la cual además hay vacuna y tratamiento.

Al virus C19 no le podemos dar la mano pues nos agarra el codo,… y mucho más. No mantener estos cuidados relativamente sencillos hace más daño que el mismo virus.

EN RESUMEN:

Tres medidas actualmente indiscutibles:

  • Distancia física (mejor 2 m) con personas con quienes no convivas.
  • Distancia social (mascarillas en sitios públicos y evita lugares concurridos y de concentración).
  • Lavado de manos adecuado y frecuente (eventualmente reemplazable por gel+alcohol) ambos x 20-30 seg., no con una rociadita y a las carreras.

Y algo más: ten especial cuidado con las personas que hacen parte de los grupos más vulnerables: mayores de 60-70 años y aquellas con enfermedades crónicas de base.

La “nueva normalidad” podemos hacerla llevadera

Luego de presentado este panorama, me siento en la obligación de decir esto: la pandemia NO ESTÁ SUPERADA y hoy el foco del COVID-19 es la región de Las Américas, en la cual EE.UU. Brasil, Perú, Ecuador, Chile (seguramente Venezuela y otros países que ocultan información) llevan la peor parte.

Una persona con C19 puede infectar en promedio a tres más. La pandemia se controla cuando bajemos a menos de uno (1) y solo se supera cuando aparezca una vacuna.

Por lo tanto, no dejes que el COVID-19 domine tu mente, tus emociones y tus pensamientos, pero no bajes la guardia. Toma aire y pasea en espacios abiertos pero sal a algo diferente solo si es necesario, lávate las manos con frecuencia, usa una mascarilla (¡bien!) en sitios públicos, no te toques la cara, evita las multitudes y los lugares cerrados,… mientras esperamos, aún no sabemos en cuánto tiempo (repito, no será muy pronto), la vacuna.