(+577) 571-3031 / (+577) 571-2102 doctorvillamizar@gmail.com

Doctor, mi hijo va a cumplir los seis meses, ¿qué le puedo empezar a dar de comer?

Esta es una pregunta habitual de las mamás cuando el niño se aproxima a esa edad. En la familia aparecen distintas opiniones, se ofrecen las experiencias de quienes ya “criaron” y, adicionalmente, el niño se se antojan de las comidas de la casa y la de los hermanitos más grandes.

¿Qué le de debo dar? ¿Cómo empiezo? ¿Le sigo dando seno y la misma cantidad de teteros? ¿Me puede enviar un menú, doctor? ¿Qué es el Baby Led Weaning o BLW, pues me han hablado de esto? ¿Ya le puedo dar agua?. Esas y otras preguntas similares son frecuentes.

“En los últimos años las recomendaciones han cambiado numerosas veces, siendo notablemente diferentes de los consejos recibidos por la generación anterior” anota la Dra. Dra. Marta Gómez Fernández-Vegue de la Asociación Española de Pediatría.

Nada más cierto. La alimentación del bebé mayorcito no es la misma que se aconsejaba antes e incluso indicaba yo como pediatra años atrás.

Pues vamos a hablar de alimentación complementaria y para ello nada mejor que este DOCUMENTO (haz “click”) de la Asociación Española de Pediatría que sin lugar a dudas recomiendo y ofrezco a ustedes.

“La alimentación complementaria (AC) se considera un proceso por el cual se ofrecen al lactante alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o de una fórmula infantil como complemento y no como sustitución de esta“, es lo primero que dice el documento y quiero resaltar.

No se trata de dejar a una lado el pecho, o los teteros si los toma el bebé sino, de complementar la alimentación láctea para que paulatinamente, poco a poco, durante todo el segundo semestre la dieta contenga otros alimentos.

Los lácteos, poco a poco, no es que dejen de ser valiosos, pero empiezan paulatinamente a ser complemento y hacia los 12 a 18 meses no la base de la alimentación (Ver MI PLATO)

Otro concepto fundamental es que este es un proceso de aprendizaje paulatino, como cualquier otro, igual que gatear, pararse, caminar y luego hablar.

No hay obligaciones, no hay competencias, no hay “lo debe hacer”, no hay que forzar, ni mucho menos angustiarse y hasta llegar a situaciones conflictos.

Leer con detenimiento el documento y empezar, por ejemplo, con el almuerzo y con el desayuno, y progresar poco a poco hacia las tres comidas del día, con una media-mañana y media-tarde liviana, y retirada de las comidas principales.

La alimentación complementaria debe ser saludable, y también amable y agradable.

BABY-LED WEANING

¿Qué es?

El BLW es una forma de ofrecer la AC en la que al bebé se le permite “dirigir” el proceso desde el principio. Realmente lo que se busca es que participe y no solo sea un sujeto pasivo al que se da de comer.

Los padres deciden qué ofrecen (y su responsabilidad es ofrecer comida sana, segura y variada), pero el bebé coge por sí mismo la comida que se pone a su alcance; decidiendo qué elige comer y cuánta cantidad.

Haz “click” en la imagen de abajo, y mira en la práctica como se hace y funciona el BABY-LED WEANING. Tu hijo, como el del video, perfectamente lo puede hacer,… eso sí, sin prisas y ansiedad.

Agustín nos enseña

¡BRAVO! Agustín

¡RECUERDA!

Bueno, empieza y vamos hablando en las consultas de control para que me vayas contando cómo te va.